24 Imágenes por Segundo

jueves, 4 de noviembre de 2010

After.Life: ¡Tu estas muerta pero no te da la gana!


Hay películas que no parecen películas y esto le sucede a la obra de Agnieszka Wojtowicz-Vosloo 2009. A ver, no se trata de un documental, ni nada que se le asemeje, sino que podría decirse que tiene pinta de telefilme (película menor) de esas que echan en la televisión los domingo por la tarde, eso sí toda ella poblado por estrellas de la talla de Crhistina Ricci, Liam Neeson o Justin Long.  

La historia que narra After.Life es bien sencilla y parece salida de un episodio de Los Limites de la Realidad. Anna Taylor es una profesora de primaria que vive una vida muy normal trabajando en lo que realmente le gusta y comprometida con un yuppie llamado John Coleman al que acaban de ascender e invitarle a tomar las riendas de una nueva empresa en otra ciudad lejana. En una cena intima él se lo hace saber a ella invitándola a que le acompañe cosa que la joven rechaza y para más inri acaba cabreada como una mona abandonandolo con el plato en la mesa. De camino a su casa sufre un aparatoso accidente y de repente despierta en lo que ella cree ser un quirófano lo cual descarta al observar que a su alrededor no son hay más que coronas de flores, ataudes y demás parafernalia funerarias. Aterrorizada trata de huir pero no consigue nada ya que el dueño de la susodicha funeraria le dice que no puede hacerlo ya que está muerta. A partir de entonces la película se mueve entre la lucha entre la vida y la muerte (sobre todo por aceptarla) y la santa paciencia de un ser atormentado por un don que le hace sentirse solo y único (de momento) 

Insisto mucho en que machacar que esta película no es una maravilla, pero vamos, entretener entretiene y un buen rato, sobre todo viendo a la esplendida Ricci deambulando semidesnuda por la morgue, llena de cadáveres y preguntándose en todo momento si realmente está muerta o bien forma parte de un macabro delirio psicótico del dueño de la funeraria (interpretado por Neeson)


Aunque se ve venir a mil leguas la conclusión de la trama he de reconocer que hay momentos en los que te hace realmente dudar de si lo que ves es cierto o bien te están engañando como si fueras un tonto. After.Life es un duelo interpretativo entre Ricci y Neeson y ambos cumplen con su cometido y parecen estar pasándoselo en grande. Luego, claro está hay que mencionar a los secundarios como Justin Long, el sufrido novio de la Ricci (que se niega a admitir que su amada está muerta, sobre todo porque se siente culpable de su accidente) o el inquietante Chadler Canterbury que hace de uno de los alumnos de la protagonista y que tiene muchos puntos en común con el personaje de Haley Joel Osment en El Sexto Sentido (M. Night Shyamalan, 1999)

 


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal