24 Imágenes por Segundo

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Paranormal Activity: ¡Cariño... soy un poco rarita!


Cuatro duros son los que han hecho falta para que esta película del terror haya llegado a las salas de cine y se haya convertido en éxito de taquilla. Eso demuestra una cosa: para aterrorizar no hace falta gastarse un gran presupuesto, claro está a no ser que lo que quieras hacer sea una película repleta de efectos especiales... entonces ni el genio de la lámpara con todos sus poderes puede ayudarte.  

Paranormal Activity (Oren Peli 2007) es más una cinta de sustos o de angustia que una obra de terror artesanal. No está hecha para según que publico, sobre todo para los más exigentes, aunque muchos de ellos hayan disfrutado horrores con espantos como El Proyecto de la Bruja de Blair (Daniel Myrick y Eduardo Sánchez 1997) o abobinaciones como The St. Francisville Experience (Ted Nicoladu 2000). Su premisa se acerca más a los interesantes (y divertidos) reallity Shows del estilo Ghost Hunters Headquarters, Paranormal Nation o A Haunted ya que guarda ese punto de experimento social al más puro estilo Gran Hermano.  

Paranormal Activity podría pasar incluso como una peculiar obra de teatro ya que apenas hay mucho movimiento y muy pocos escenarios. Sólo faltaría que ahora algún avispado productor se le ocurriese semejante (pero interesante) idea... Su historia es tan mundana que hasta parece aburrida (sobre todo a quien le interesa lo más mínimo la monótona vida de una pareja joven sin hijos que vive en una casa llena de puertas y largos pasillos...) bueno, a no ser porque cuando llega la noche la cosa cambia y algo extraño parece sucede a su alrededor, mientras ellos duermen; pero es precisamente ese algo tan sutil que hace se todo se salga de lo cotidiano. Al principio es un par de golpes en la pared, luego unos ruidos de pasos por la habitación, luces que se encienden y se apagan lo que hacen que la pareja se desvele de su sueño y que decida (él más que ella) montar un taller de cazador de fantasmas en su propia casa. Durante los experimentos descubrirán que no están solos, que alguien o algo más convive con ellos y que cada día que pasa va ganando fuerza mientras la de ellos se va perdiendo cual brutal herida producida por un escarpelo. Esa presencia se centra especialmente en Katie (Katie Featherston), es algo que ella ya conoce y que la ha perseguido allá donde hayan posado sus pies durante toda su vida. Ni siquiera la ayuda de un parapsicólogo (Mark Fredrichs) especializado en posesiones ni la de Amber (Amber Armstrong) la hermana de ella conseguirán que la oscura presencia se aleje de ella. Mientras tanto Micah (Micah Sloat) su novio continuará metiendo el dedo en la llaga, incordiando al ser sobrenatural, retándolo, burlándose incluso de él para capturarlo en la cámara y mostrarlo de pleno al mundo (bien sea a través de internet o mediante medios más ambiciosos como la televisión). Micah no quiere sustitos del tipo puerta que se mueve, golpes de aire helado o ruidos o gritos infrahumanos, quiere capturar la presencia en todo su esplendor. Los resultados de sus desafíos llegarán a desatar la tragedia.  

Lo mejor de Paranormal Activity es lo cotidiano en todos los sentidos. Tanto en el mundano como en el espectral. Es una de esas películas que después de vistas a uno le entran ganas de plantar una cámara frente a la cama, o enfocando la puerta del dormitorio para ver si realmente estamos solos. El terror es creíble, bien dosificado, bien calibrado. Solo la escena de la médium poseída que los protagonistas ven por internet es lo que más chirría. Estoy seguro que a partir de haberla visto nadie dormirá tan seguro como antes. Es posible que hasta más de uno ponga topes en la puerta o deje polvos de talco en el suelo para ver si al día siguiente hay extrañas pisadas grabadas en el suelo. Si algo tiene de malo este film es que es demasiado monótono, no es mi caso, las escenas nocturnas son inquietantes, aunque suceda poco o nada, aunque muestren momentos de sonambulismo o despertares súbitos producidos por el más allá. Paranormal Activity es una película correcta, efectiva y con una atmósfera que más quisiera alguna superproducción.  

2 comentarios:

A las 3 de diciembre de 2009, 15:03 , Anonymous serolod ha dicho...

Bueno yo la tengo descargada y la vere, tiene toda la pinta de pelicula de bajo presupuesto como the water, una pelicula q se basa casi todo el tiempo en dos personas q intentan sobrevivir a un naufragio.. y toda la pelicula de ellos dos en el mar.. nada... q al final, la intencion es gastar lo mas minimo posible... besos

 
A las 3 de diciembre de 2009, 17:33 , Blogger foscardo ha dicho...

esta seguro que te gusta mucho!!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal