24 Imágenes por Segundo

jueves, 31 de enero de 2008

Lucky Louie

Hay Sitcoms y hay Lucky Louie. Después de visionar unos cuantos de sus episodios uno se da cuenta de porqué la HBO ha decidido cancelarla. Ojo, y no es porque la serie sea mala. Todo lo contrario, es una de las mejores Sitcoms de la década. Lo que sucede es que el humor acido, gamberro y algo chabacano de Louis C.K. no está preparado para según qué mentalidad, y los Yankees (no todos gracias a Dios) pero si desgraciadamente una gran mayoría no está preparada para ello. La serie habría triunfado en los 80 en cualquier rincón de EEUU, pero en estos tiempos tan pudorosos e hipócritas sólo le han podido dar una triste y simple oportunidad (y eso que ya tenían preparado ocho nuevos episodios para su segunda temporada). Doce episodios componen la primera y única temporada. Son doce verdaderos regalos para la vista y el oído. Todo ellos geniales de principio a fin. Lucky Louie narra la paupérrima vida de Louie (Louis C.K) y su familia. Fijaos si son tan pobres que por no tener ni tienen apellidos. Kim (una sobresaliente Pamela S. Aldon) es su mujer. Ella trabaja de enfermera en un hospital de mala muerte y es quien lleva todo el peso de la economía de la familia ya que Louie malvive dentro de una empresa de silenciadores de tubos de escape y apenas gana ni para comprarse una docena de Chupa Chups. Tenemos también a Lucy (Kelly Gould) la hija única, petarda y contestataria que, con sus cuatro años de edad, demuestra una mayor madurez que la que desprende el fortachón de su padre. Louie tiene secretos, le gusta practicar onanismo dentro del armario de la cocina y come donuts a escondidas de su mujer, pero claro, con lo simple que es acaba siendo descubierto. El trío no está solo. Ni mucho menos. Una serie de personajes, a cada cual más friki les acompañan. Tenemos al cuñado Jerry (Rick Shapiro) un colgao que no tiene donde caerse muerto (a que me suena eso…) y que vive de las caridades de su hermana. Por otro lado tenemos a Rich (Jim Norton) y a Mike (Mike Hagerty) compañeros de trabajo de Louie y tan mal hablados que harían sonrojar a cualquier afectado del síndrome de Tourette. La mujer de Mike llamada Tina (Laura Kightlinger) es la mejor amiga de Kim, ambas intercambian confidencias acerca de lo desastrosa que es su vida sentimental, sobre todo en el plano de lo sexual. Aunque aun y así Mike y Tina ese punto lo llevan muchísimo mejor que la pareja protagonista. Cierran el círculo de personajes el matrimonio de color compuesto por Walter (Jerry Minor) y Ellen (Kim Hawthorne) vecinos de Louie y Kim que evitan a toda consta relacionarse con ellos. Cosa que casi nunca consiguen. ¿Pero qué tiene esta serie que no tengan las demás? Todo. Es políticamente incorrecta, los personajes hacen cosas que no verías jamás ni en programas semejantes como Mi Nombre es Earl o incluso The Young Ones. Los personajes no tienen reparos en salir en pelota picada en una escena (tanto hombres como mujeres) follan sin tapujos y sueltan todo tipo de barrabasadas verbales. Se insultan y se maltratan en todos los sentidos. Vamos un Sitcom tan real como la vida misma. Cuidado, pero cuando digo que el programa es incongruente no significa que ofenda tanto para que no sea divertido. ¿Es inmoral? Lo pongo en duda. Lo que si destaco de Lucky Louie es que sus guiones son mucho más que divertidos, y eso cuesta encontrarlo en un genero tan lleno de personajes anodinos y plasticosos como los protagonistas de FRIENDS y/o sucedáneos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal