24 Imágenes por Segundo

jueves, 31 de enero de 2008

GORRONES S.A.

¿Qué sucede cuando llegamos a los meses de las rebajas? Pues que aprovechamos lo que nos queda de la paga extra (aunque a algunos os parezca una ironía) para comprarnos DVDs. Pero mira por donde que no somos los únicos que esperamos con ansia llegar a casa y disfrutar con nuestro cine favorito. Ocultos entre las sombras se encuentran unos seres despiadados, sin escrúpulos y despreciables que pueden llegar, en algunos casos, a producirnos espantosas pesadillas. Son definidos como "Los Gorrones" y los hay de muchas clases…

1.Los gorrones descarados: Son aquellos que entran en casa, casi ni te saludan, van directos a la estantería y arrasan con todo lo que ven con la típica (y apocalíptica) frase: "Ya te las devolveré." Las gracias te las suele dar su abuela, por que ellos desconocen la palabra y lo que representa. Claro está, las películas casi nunca las vuelves a ver. Dentro de este grupo se encuentran los que acaban de comprarse un DVD. Uno animado por la iniciativa se te ocurre preguntar: "¿Ya te has comprado (o alquilado) alguna "peli?". Con lo que te contestas "¿Comprar? ¿Alquilar? No que va, para eso ya te tengo a ti." De golpe y porrazo te acabas de convertir en el "DVD Club" más rentable (para tus amigos claro está) de toda la ciudad.
Como defenderse de ellos: Un NO rotundo es a veces más que suficiente. Cuando más borde sea el tono mejor. Si no funciona lo mejor es pasar la opción económica. Tu te llevas tantas "pelis" yo te cobro un Euro por ellas, por cada día que te pases me embolsare un Euro más. Si vienen estropeadas me las pagas, que no me las devuelves, te olvidas de mí y "A cagar a la vía que hace falta grava." Como último recurso hay una opción mucho más radical, cobrárselo en especias: Yo te presto una "peli" tú me prestas a tu novia/o (siempre y cuando estén potentes).

2. Los gorrones eruditos: Son aquellos que van de "enterados", vamos los cinéfilos de fascículo coleccionable. Entran en casa, se ponen a mirar la estantería como si se tratasen de Guillermo de Canterville en la escena de la biblioteca de "El Nombre de la Rosa". Después de un largo silencio te sueltan lindezas del estilo: ¿My Fair Lady esa que "peli" es? ¿El Nadador? ¡Pero si eso es una mierda! El remate llega con: ¡Menuda colección, no tienes Los 3 "Superninjas" en el Parque de Atracciones!…
Como defenderse de ellos: La próxima vez que vengan a casa le dices que has cambiado toda tu colección de películas por libros de filosofía existencialista. En serio, funciona a la perfección.

3. Los gorrones generosos: Son los que, además de vaciarte la estantería, son tan solidarios que se dedican a prestar (incluso regalar) tus películas a otros gorrones que, para colmo, las prestan o regalan a otros gorrones y así hasta el infinito y más allá. Algunos títulos vuelven, pero la mayoría no lo hacen nunca. Si te cabreas encima eres un gilipollas y un materialista de mierda que antepones la amistad a un simple objeto.

Como defenderse de ellos: Una buena ración de laxante. Funciona de puta madre.

4.Los gorrones "manazas": Estos abundan como los champiñones. Son los que les prestas una película (ya sea voluntaria o involuntariamente) y te las devuelven hechas un asco. Que si manchas de mocos o chorizo, que si partidas por que no han sabido sacarlas de la caja, con la carátula arrugada, sin carátula, con la "peli" equivocada en el estuche, con la "peli" de otro incauto como tú en tu estuche, sin película… Luego cuando les pides explicaciones te contestan absurdeces como: "Es que se me lo ha comido el perro… " Ah, luego tienen la desfachatez de ir a la estantería a pillarte más.

Como defenderse de ellos: Mucha calma, cualquier día ellos también os dejaran una película. Recordad: La venganza es un plato que ha de servirse bien frío.

5. Los gorrones "intocables": Pertenecen al género "familia". Son los peores. Son aves de rapiña sin escrúpulos ni entrañas. Si son mayores que tu, supongamos abuelos, tíos, o suegros no tienes casi nada que hacer en el supuesto que vivas con tus padres o con la churri. Has de cerrar el pico y dejar que saqueen la estantería como si se tratara de una manada de Orcos recién surgidos de las cuevas de Moria.

Como defenderse de ellos: Es difícil pero no imposible. El chantaje emocional es muy efectivo. Llorar conmueve a las abuelitas más de los que os imagináis. Involucrar a terceros "Me la ha dejado un amigo" también funciona. Un "No la he visto aun… No te gustará… Está solo en Inglés…" son tres buenas opciones. Si no te las devuelven o lo hacen pero deterioradas y encima tu madre o churri se quejan les recuerdas lo que ha costado la película y que se lo sisaste de su monedero. Es infalible.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal