24 Imágenes por Segundo

jueves, 31 de enero de 2008

I am a Camara

De momento no voy hacer alusión a la película de Herny Cornelius (1955) en la que luego se inspiró Bob Fosse para crear Cabaret (1972). Entre otras cosas porque no la he visto y encuentro Cabaret cansina y con unos protagonistas muy poco glamurosos (quien me diga que Michael York, Liza Minelli o Joel Grey tienen “sex appeal” que ve vaya a operarse la vista inmediatamente). No, este título (robado o tomado prestado) quiero hacerlo valer para identificarme con el espectador que soy cuando veo una película o una serie de televisión. Nos guste o no somos cámaras, pasivos, únicamente destinados a captar lo que sucede en la pantalla. Si es cierto que a veces apartamos el enfoque para echar una cabezadita (sobre todo con el panorama cinematográfico actual) Desenfocarse es sano si no queremos impregnar nuestra memoria de recuerdos burdos o absurdos. A veces pienso que mi cerebro tiene un mecanismo de seguridad me sirve para detectar tostones y malas películas y que se activa haciéndome dormir de inmediato. A veces me da rabia que se active, lo reconozco, otras veces lo me cabreo de que no lo haga y tenga que digerir basuras de todos los calibres (filmografía completa de M. Night Shymalan por ejemplo) sea cual sea su presupuesto. Que se le va a hacer, carezco del impulso de irme de los cines a media película (reconozco que sólo lo he hecho dos veces en mi vida) , si me aburro y tengo sueño me duermo en la butaca pero no salgo de la sala. También me ha sucedido a veces poner la cámara en “Stand by” y pasar del argumento para dedicarme a ver imágenes en sucesión y sin parar (prestándoles la más mínima importancia a lo que sucede) dicho fenómeno me ha sucedido con Airbag ( Juanma Bajo Ulloa 1997) y Avalon (Mamushi Oshii 2001) y alguna otra más. Sí lo reconozco, soy una cámara y cada vez mucho más sensible.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal